3 secretos y 9 trucos para abrir una empresa (casi) sin dinero

Ser elegido es importante
  • Ruben Carracedo Cano
  • Sin categoría
  • 29 / 05 / 2013
  • 0 Comments

La mayoría de los emprendedores que conozco no saldrán nunca en las portadas de las revistas de actualidad económica. No han recibido inversión de Capital Riesgo, ni tienen un yate con una piscina de champán.

Ni falta que les hace. Son emprendedores de pala y trinchera, trapecistas sin red. Este artículo está escrito para ellos, los empresarios que día a día se pelean para sacar adelante su empresa y pagar las nóminas de sus trabajadores (que muchas veces cobrarán más que ellos mismos).

Una advertencia.

Crear una empresa sin apenas recursos es duro, y no es lo deseable. Vas a pasarlo mal, a trabajar más horas que el sol, y te va a pasar factura personal y familiar. Todo será más difícil y más lento. Dicho esto, si no tienes otra opción, aquí van algunas consejos para ayudarte en tu labor.

TRES SECRETOS…

Grábate estos tres conceptos y tenlos siempre presentes en tu día a día. Cuando digo siempre, es siempre.

1 Lo óptimo es enemigo de lo bueno => deja las cosas hechas (getting things done).

Si eres algo perfeccionista, como me ocurre a mi, tu tendencia natural será optimizar cualquier tarea que desempeñes. Error. La primera regla de oro es no hacer lo óptimo, sino lo más rápido y eficiente. Aunque se te abran las carnes. Recuerda esto: “hecho” es una palabra mucho más hermosa que “perfecto”. Si algo es suficientemente bueno, tira millas, no lo mejores.

2 El dinero en efectivo es el Rey (Cash is the King).

¿Realmente es necesario ese gasto? Por necesario me refiero a realmente imprescindible. En un 95 % de las ocasiones la respuesta será no. No necesitas un ordenador mejor, ni una silla de 500 €, ni un folleto a todo color de tus productos, ni una oficina bonita. No necesitas realmente casi nada. Tus clientes te van a comprar por que confían en ti, o no te van a comprar. El resto es humo y vanidad. Recuerda que esto va de ingresar, no de gastar.

3 Por Dios, ¡¡prioriza!!.

Haz una lista con las tareas pendientes. Ahora ordénala, poniendo en lo alto aquellas que te van a ayudar a obtener ingresos a corto plazo. Asombrosamente, la mayoría de las tareas que te apetece hacer estarán al final de la lista. Haz las tareas en ese estricto orden. Publicar tonterías en facebook no te va a ayudar a ganar dinero. Visitar clientes, sí.

…Y NUEVE TRUCOS.

1 La empresa fantasma.

No te des de alta como empresa o autónomo hasta que tengas tu primera venta cerrada, y algunas más casi a punto. Darte de alta te llevará un día de papeleo si lo haces como autónomo, ya tendrás tiempo para cambiar tu forma jurídica a Sociedad Limitada. El dinero de esas ventas te ayudará a pagar el autónomo.

2 El cliente es tu mejor amigo. En serio.

Un tipo que te va a dar su dinero, pudiendo dárselo a otro, te tiene que caer bien aunque sea un bastardo recalcitrante. Cultiva una actitud positiva hacia tus clientes, y transmítesela. Nunca olvides que la venta es una relación, y en todas las relaciones las emociones juegan un papel crucial. Si cultivas la relación con tus clientes y te preocupas por resolver los problemas que tienen relacionados con el producto o servicio que ofreces, generarás una relación de confianza que te hará vender más.

3 Vende primero, piensa después

Vender ha de ser tu obsesión, tu foco. Vende aunque todavía no tengas nada que vender, ya tendrás tiempo para comprar o hacer lo que hayas vendido. Aunque no consigas vender nada, aprenderás lo que quieren tus clientes, y si les preguntas obtendrás información valiosísima sobre la competencia, sus precios, sus puntos fuertes y débiles, etc. Con todo esa información, empieza a construir tu producto o servicio. A esto los chicos listos de Stanford lo llaman “I want you out of the building”. Recuerda: en tu oficina calentito no vas a vender nada, sal a la calle ahora mismo y habla con tus clientes.

4 Ligero de equipaje.

Retrasa al máximo la compra de cualquier maquinaria. Si vendes producto, en vez de fabricar empieza distribuyendo el producto de otros, aunque casi no te deje margen de beneficio. Cuando tengas un volumen de ventas suficiente, podrás comprar sin problema la maquinaria necesaria y aumentar tu margen. Dicho de otro modo: no busques tener un gran margen de beneficio, sino ser rentable desde el principio (ingresos > gastos).

5 El pez globo.

Olvídate de invertir en una web super profesional, folletos a todo color, regalos de empresa, etc. Si eres un usuario experto en informática compra un dominio y hazte una web con wordpress (coste total, 7 €/año). Si internet no es lo tuyo, hazte la web con www.1and1.es. Es más caro (10 €/mes), pero infinitamente más sencillo, en dos horas tendrás una página web resultona. Cómprate unas tarjetas por 10 € e imprímete unos folletos que tu mismo diseñes. Crea un blog. Si conoces el sector, escribe sobre lo que sabes. Si no, copia contenidos de otros. Lo importante es que cuando busquen información sobre ti, proyectes la imagen de lo que quieres llegar a ser. Ya tienes lo necesario: ahora, ¡a vender!.

6 El cuerno de la abundancia.

Siempre hay alguien más desesperado por vender que tu. ¿Recuerdas esas legiones de comerciales intentando venderte tarjetas de crédito en todos los centros comerciales? Sácate unas cuantas tarjetas de crédito de esas que no te cobran por tenerlas y que tienen un límite de 1000 € al mes, con un interés del 8 %. Y ahora, olvídate de que las tienes y nos las uses nunca salvo en un caso. Si cierras una venta grande que vayas a cobrar con seguridad en un mes, y necesitas realizar una inversión en compras a corto plazo, úsalas.

7 El proveedor, ese gran desconocido.

Un proveedor no es solo alguien que te da algo a cambio de dinero. Es de las mejores fuentes de información y recursos que tienes. Piénsalo. Conocen a tu competencia y a tus clientes mucho mejor que tu. Ve a su empresa, habla con ellos, que te pongan cara. Aunque no les compres, se muy agradable. Debes conseguir que te quieran vender. Si lo haces, podrás comprarles a crédito, aunque sea por un importe pequeño y con poco plazo, pero ya habrás conseguido una fuente más de tesorería. Recuerda, al final todo va de personas relacionándose.

8 Equipo

Hay un proverbio africano que dice: si quieres llegar rápido camino solo, pero si quieres llegar lejos camina en grupo. Si necesitas un equipo de trabajo, pero no puedes pagarlo, busca socios. Pueden ser socios comerciales (profesionales independientes que se lleven un porcentaje de las ventas), o socios de tu empresa que trabajen a riesgo contigo. Si no puedes conseguir lo primero, busca lo segundo.

9 Recursos gratuítos.

Hoy vivimos en una orgía del todo gratis, impensable hace solo 15 años. Oficinas gratis en centros de empresas públicos o muy baratas en centro de Coworking. Software gratuíto de mucha calidad (linux, libreoffice, gimp, …), servicios informáticos gratuítos (hosting, blogger/wordpress, SaaS de CRM, gmail, google calendar, google drive, dropbox, …), portátiles de segunda mano por menos de 300 €, tarifas planas de móvil por 20 €, etc. Cursos en las mejores universidades del mundo, ¡gratis! Vale, mola mucho más llevar un Macbook Air que un Acer de hace 3 años. Pero recuerda: no vas a vender más por eso.

Estoy seguro de que a ti se te ocurre alguna otra forma de empezar con poco dinero, así que por favor, ¡compártela con nosotros!

Un abrazo

Pablo

Compartid el artículo en vuestras redes sociales y no olvidéis comentar!!!

The following two tabs change content below.
Ruben Carracedo Cano

Ruben Carracedo Cano

Analista Programador at Adviqo Telelinea
Soy un profesional Web Multiplataforma con mucha curiosidad y ganas de seguir mejorando. Tecno-Friki entre otros vicios. Me encanta todo lo relacionado con la programación y el desarrollo de aplicaciones. En mis ratos libres investigo novedades tecnológicas, busco adaptar la tecnología para facilitar su uso cotidiano.
Ruben Carracedo Cano

Latest posts by Ruben Carracedo Cano (see all)

Deja un comentario