Líridas, la lluvia de estrellas impredecible

liridas
  • Ruben Carracedo Cano
  • Sin categoría
  • 16 / 04 / 2013
  • 1 Comments

Desde hace algunos años, soy aficionado a la Astronomía y a todas las disciplinas derivadas de la misma: Óptica, Astrofísica, Astronomía observacional, Cosmología, Mecánica celeste, Planetología, etc…

Y como es costumbre, estaré atento a las lluvias de estrellas y eventos astronómicos mas representativos e importantes. En este caso, la lluvia de estrellas conocida como Líridas, así llamada porque el radiante (origen de los meteoros a simple vista) está en la constelación de la Lira

La constelación de Lira

Como podéis ver en la imagen anterior, el Radiante no está en la misma constelación, sino en el lateral exterior de la constelación. Dicho lateral está formado por Sheliak y Sulafat, dos de las estrellas que componen la constelación.

La Asociación Astronómica Española recomienda, como bien es lógico, no utilizar telescopio ni prismáticos de largo alcance (cielo profundo) ya que se verán a simple vista.

Las estrellas fugaces que podremos observar si el tiempo acompaña y La Luna lo permite, ya que estará creciente, cercana a estar llena, tendrán un ratio de aparición de unas 18 a la hora en el mas normal/peor de los casos y de hasta 200 a la hora en el mas excepcional/mejor de los casos aproximadamente. Ya que no viajan muy rápido respectivamente a la velocidad de otros cuerpos astronómicos (en esta lluvia de estrellas, cada meteoro viaja a 49 km/s o lo que es lo mismo, a  175.000 km/h) será bastante sencillo observarlas en todo su recorrido cruzando la bóveda celeste.

De nuevo la Asociación Astronómica Española recomienda observar la lluvia de estrellas a “ojo desnudo” y tumbado cómodamente en una tumbona o similar. Eso si, pertrecharos bien de comida y bebida amen de mantas y agua ya que la noche es larga y hay mucho que ver.

Para los mas curiosos y menos pacientes, también os informaré que si tenéis equipo astronómico (telescopio o prismáticos de espacio profundo o largo alcance) entre meteoro y meteoro, podéis deleitaros con las maravillas que están junto a la constelación de la Lira.

Para localizar Lira, tenéis que buscar a Vega (su estrella alfa) que junto con Deneb (estrella alfa del Cisne) y Altair (estrella alfa de Águila) componen el maravilloso Triángulo de Verano.

Triangulo-de-Verano

Vega, con una magnitud de 0.0.3, y de color azul-blanca.
Es la quinta estrella más luminosa del cielo y está situada a 26 años luz de la Tierra. En el norte, es la segunda estrella en orden de luminosidad, sólo superada por Arcturus (estrella alfa de Boyero). Su nombre es de origen árabe y significa «buitre girando» (o águila); para los árabes, Lira era un pájaro con las alas semiplegadas, y se cree que esta imagen tiene su origen en una antigua tradición astronómica india.

Cercana a un lateral de la constelación de Lira, la formada por Sheliak y Sulafat, nos encontramos a unos escasos 2000 años luz, a M57, o también llamada La Nebulosa Anular. Se puede ver como un vago disco elíptico a través de los telescopios.

La lluvia puede ser observada desde el 16 al 25 de abril, con máxima actividad la noche del 22 al 23. Es recomendable, ya que el máximo puede oscilar, observar la noche del 21 al 22 y del 22 al 23 de abril.

Bolidos y estrellas fugaces grandes

Y para entender un poco el argot astronómico:

  1. Los meteoroides, son las partículas del cometa que viajan en dirección a la Tierra.
  2. Los meteoros son esas mismas partículas que se desintegran en la atmósfera por la fricción y vemos el destello luminoso que vemos en el cielo, también se denominan popularmente estrellas fugaces.
  3. Si esos restos del cometa tras entrar en la atmósfera llegan a tocar la Tierra y recogemos alguna muestra, entonces los denominamos meteoritos.
  4. Los bólidos son los meteoros que alcanzan un brillo superior al planeta Venus, incluso se hacen tan brillantes como la Luna, estos suelen ser se algunos cm de diámetro y en ocasiones sus fragmentos tocan el suelo, aunque de los últimos medio centenar de bólidos vistos desde España, no se ha recuperado ninguna muestra, tengamos en cuenta que los fragmentos suelen ser muy pequeño y se distribuyen por un área muy grande. En algunos casos los bólidos dejan tras de sí una estela persistente que puede permanecer visible durante segundos o minutos, propio de la desintegración parcial del objeto, además puede llevar asociado un ruido como si de un silbido se tratara o de un disparo de cañón.

Así que ya sabéis, estad atentos a las fechas. Elegid un día que podáis usar su noche para ver estrellas fugaces fuera de la contaminación de las grandes ciudades. Llevad ropa de abrigo y comida. Y lo mas importante, disfrutad de esta lluvia de estrellas tan bonita. Dejadnos alguna foto chula si os acordáis de llevar cámara de fotos.

Compartid el artículo en vuestras redes sociales y no olvidéis comentar!!!

The following two tabs change content below.
Ruben Carracedo Cano

Ruben Carracedo Cano

Analista Programador at Adviqo Telelinea
Soy un profesional Web Multiplataforma con mucha curiosidad y ganas de seguir mejorando. Tecno-Friki entre otros vicios. Me encanta todo lo relacionado con la programación y el desarrollo de aplicaciones. En mis ratos libres investigo novedades tecnológicas, busco adaptar la tecnología para facilitar su uso cotidiano.
Ruben Carracedo Cano

Latest posts by Ruben Carracedo Cano (see all)

One Response

  1. Conchi dice:

    Muchas gracias, Rubén, por este artículo, muy didáctico.
    Desde muy pequeña siempre me ha atraído la astronomía. Se lo debo a mi abuelo, que fue pastor, y me enseñó a mirar el cielo a través de sus historias….
    Te agrego a mis favoritos para seguirte. Un abrazo.

Deja un comentario